El poder del valor 4.0 para el Internet industrial de las cosas (IIoT)

Hay una gran tarea por delante para las empresas que quieren transformar sus operaciones de producción y negocios y generar valor con tecnologías digitales.

Muchas empresas esperaban que 2020 fuera un año desafiante. Anticiparon cambios tecnológicos que afectarían su negocio, como la transición de los vehículos de combustión a los eléctricos para los fabricantes de automóviles, o la inestabilidad continua debido a las guerras comerciales furiosas o al Brexit. Pero el impacto de la pandemia de Covid además de estos desafíos no ha tenido precedentes para muchas empresas.

Nunca antes la generación actual de líderes empresariales se había enfrentado a un cambio de condiciones tan dramático en un período de tiempo tan corto. El Covid obligó a las empresas industriales y de fabricación a reexaminar sus perspectivas sobre cómo las soluciones digitales pueden y deben contribuir a la competitividad futura. Ha sido mucho más evidente que las tecnologías digitales como la industria 4.0 y el Internet industrial de las cosas (IIoT) ofrecen un enorme potencial para permitir la implementación rápida de muchos casos de uso novedosos y de valor agregado construidos en una pila de tecnología común. Estos casos de uso podrían optimizar la producción, las operaciones de la cadena de suministro y la resiliencia, además de ofrecer servicios novedosos, por ejemplo, productos conectados en muchas industrias. 

Además, las inversiones en tecnología que las empresas habían realizado antes del Covid con el objetivo de ahorrar costos (por ejemplo, industrialcloudhub de Volkswagen y la plataforma de fabricación abierta de BMW) de repente fueron de misión crítica para brindar valor comercial concreto y medible a escala en una pequeña cantidad. de tiempo.

Las presiones de costos que llegaron con la pandemia, junto con una mayor necesidad de generar retornos de la inversión, han llevado a una aceleración de la digitalización como un habilitador clave para el futuro. Pero todavía hay una gran tarea por delante de estas empresas para transformar realmente sus operaciones comerciales y de producción para generar valor adicional con IIoT y otras tecnologías de la industria 4.0.

El caso de uso y el purgatorio de PoV

Teniendo en cuenta estos antecedentes, ha habido mucha actividad dentro de las empresas industriales para cerrar la brecha digital y cosechar los beneficios de la industria 4.0. Si bien muchos están impulsando proyectos estratégicos de digitalización y esfuerzos de «prueba de valor» (PoV) de acuerdo con un estudio reciente de 150 proyectos de clientes realizado por Reply, el 95% de las empresas en la actualidad están luchando para usar soluciones IIoT a escala o usarlas para generar un ventaja competitiva (ver Figura 2).

Dado que alrededor del 95% de las empresas industriales encuestadas por Vodafone esperan una mayor eficiencia de la digitalización, y la implementación de tecnologías novedosas es el futuro de la producción, esta es una observación sorprendente. Indica que existen desafíos subyacentes sustanciales que deben superarse antes de que las empresas puedan adoptar IIoT y generar valor a escala.

Para abordar esto, Reply consolidó su experiencia de más de 100 proyectos de digitalización industrial, examinando la capacidad de los clientes para generar valor a partir de las soluciones de la industria 4.0 y IIoT, y los patrones que ocurren en los casos en los que no lo hacen. Nuestro análisis encontró que los siguientes temas principales deben abordarse:

La digitalización y el IIoT deben ser uno, escalable y esfuerzo continuo

Una de las observaciones más consistentes es que la gran mayoría de los proyectos de digitalización y de la industria 4.0 se basan en un enfoque similar a una “oficina de gestión de proyectos” (PMO). Esto significa que hay recursos dedicados asignados para impulsar talleres, integración de tecnología e instalaciones para impulsar la industria 4.0. Este enfoque más bien de arriba hacia abajo corre el riesgo de que las iniciativas de IIoT sean vistas como «otro proyecto» por el resto de la organización, o peor aún, como el próximo ejercicio de reducción de costos, en lugar de un cambio continuo en la innovación y la creación de valor respaldada. por toda la organización.

Valor 4.0 sobre la industria 4.0: el diseño de valor integrado debe ser lo primero

Las discusiones tecnológicas son esenciales para proporcionar una solución a un área o desafío de mejora definido, pero son significativas solo después de que haya un caso de uso claramente definido con un valor concreto y medible identificado y capturado dentro de los sistemas de informes financieros. Esto significa que cada esfuerzo debe comenzar con un diseño de valor integrado, en lugar de tecnología. Debe integrarse en el sentido de que el valor objetivo diseñado se pueda vincular directamente a un resultado, por ejemplo, las mejoras de proceso habilitadas por la solución digital que generó un impacto de valor medible. El diseño de valor y solución debe ser un esfuerzo integrado. En consecuencia, esto también implica que los casos de uso deben ser definidos de abajo hacia arriba, por los operadores y los recursos que operan la producción y, por lo tanto, obtienen valor agregado, en lugar de hacerlo de arriba hacia abajo.

Uso de la tecnología para gestionar la complejidad y la implementación a escala

En entornos industriales, implementar tecnologías de la industria 4.0 requiere más tiempo y esfuerzo, en comparación con las aplicaciones en el espacio del consumidor, por una variedad de razones. En la actualidad, cualquier cliente industrial depende de las instalaciones industriales abandonadas existentes para ejecutar y operar su negocio; en su mayoría, son muy complejas y se adaptan al producto objetivo. Manejar esta complejidad manualmente sería una lucha de Sísifo. Cuando las empresas industriales integran soluciones de cadena de suministro y fabricación digital con sus clientes, necesitan adaptar continuamente la pila de soluciones a los requisitos del cliente. Además, la implementación de soluciones en redes de producción globales debe gestionarse con flujos de trabajo digitales y escalables. Por lo tanto, es esencial una solución estructurada y escalable y un enfoque de gestión de la configuración.

Se trata de capacitar a las personas de la manera correcta

Finalmente, una de las observaciones más importantes es cómo la tecnología novedosa permite a las personas de la manera correcta: las soluciones digitales son tan buenas como las mejoras que brindan en las operaciones y procesos. Estos operadores no se preocupan por las especificaciones de la pila de tecnología, se preocupan por las mejoras que realiza para ellos. Por lo tanto, involucrar a estos expertos y operadores en el proceso, permitirles contribuir de manera efectiva y permitirles ser parte del diseño de la solución es fundamental.

En resumen, estos desafíos dan como resultado una falta de enfoque en la generación de valor a partir de soluciones digitales y dan como resultado una escalabilidad limitada del diseño, la adaptabilidad y la personalización de la solución, así como dificultades continuas en las etapas de implementación e instalación, donde la creación de valor debe ocurrir. . Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar por qué las empresas industriales luchan por cosechar los beneficios anticipados de la digitalización de sus entornos de producción.

¿Qué problema estás resolviendo? Los aceleradores de valor 4.0 están en aumento

Creemos que los desafíos de valor de IIoT pueden y deben abordarse mediante conjuntos de herramientas digitales que crean procesos e innovación continua y escalable para implementar soluciones novedosas. Estas cadenas de herramientas podrían denominarse aceleradores de valor para la digitalización y el IIoT, ya que se centran en identificar y escalar el valor a partir de la innovación de un caso de uso, la gestión de la solución y la implementación en lugar de los detalles de la pila tecnológica en sí (consulte la Figura 3).

¿Por qué creemos que un proceso tan guiado digitalmente es viable? Porque con un diseño adecuado, los aceleradores de valor abordan fundamentalmente los desafíos clave para la adopción de la industria 4.0 y IIoT. Proporcionan una plataforma para la innovación gestionada digitalmente para todas las partes interesadas relevantes. El proceso es escalable para cualquier número de usuarios y se puede administrar de forma centralizada. Los beneficios clave de los aceleradores de valor son:

Adopción acelerada con asistentes y plantillas

La innovación y la adopción dependen mucho de la aceptación de las partes interesadas. Un acelerador de valor digital puede reducir enormemente las barreras con asistentes bien definidos que guían a los usuarios a través de los procesos de innovación. Las plantillas y soluciones predefinidas pueden acelerar enormemente la definición de casos de uso y soluciones.

Diseño de soluciones modulares y flujos de trabajo de instalación digital

Los casos de uso modular y los diseñadores de soluciones pueden ayudar a gestionar la complejidad y la variación al proporcionar a los usuarios una biblioteca continuamente ampliada de elementos e integraciones de la solución que se pueden combinar para ofrecer el valor objetivo y la pila de soluciones técnicas. Además, cada caso de uso y pila de soluciones puede tener un flujo de trabajo digital para guiar a los operadores a través del proceso de instalación, permitiéndoles cooperar globalmente con diseñadores de soluciones y expertos según sea necesario.

Sistema de aprendizaje continuo e inteligencia artificial

Los aceleradores de valor digital proporcionan un proceso y una estructura de datos que cubren la innovación y el despliegue de la industria 4.0 y IIoT, creando conjuntos de datos que se pueden analizar para mejorar y acelerar continuamente la digitalización en entornos industriales. Los motores de recomendación impulsados ​​por IA pueden proponer soluciones a los operadores o dar pistas a los diseñadores de soluciones sobre cómo mejorar su pila tecnológica concreta.

La automatización inteligente aumenta la adopción

La información estructurada de procesos, soluciones y casos de uso permite una mayor automatización de las tediosas tareas de la actualidad. Por ejemplo, la prestación de servicios basados ​​en la nube puede automatizarse para que los operadores puedan trabajar de forma independiente, en lugar de seguir largos procedimientos de instalación en un esfuerzo conjunto con TI.

Todos estos procesos y beneficios se pueden entregar mediante un sistema digital diseñado para permitir que las organizaciones industriales aceleren el valor de la digitalización. El sistema, que opera a un nivel meta por encima de la tecnología de solución concreta o la pila de nubes que se implementará, cubre todo el ciclo de innovación desde el caso de uso y el diseño de valor agregado objetivo, hasta el diseño y configuración de la solución, y la instalación y habilitación en el campo. Esto es compatible con los asistentes digitales respectivos, las bibliotecas de elementos de la solución y los flujos de trabajo digitales, lo que permite una adopción continua de la solución a través de ciclos de retroalimentación estructurados y una implementación holística y gestión de la configuración (consulte la Figura 4).

La industria 4.0 es una transformación incremental, no un ‘Big Bang’

¿Qué significa todo esto para IIoT y la industria 4.0? Un enfoque de acelerador de valor ayuda a las empresas a identificar de manera constante y continua casos de uso y soluciones de valor agregado. Los cálculos muestran que ha generado valor cinco veces más rápido que los enfoques clásicos de la oficina de gestión de proyectos. Los comentarios de los clientes sugieren que el acelerador de valor tiene el potencial de llevar IIoT al siguiente nivel; Los socios de IIoT dicen que esta tecnología ofrecerá un mayor valor a sus clientes.

Los aceleradores de valor cambiarán la forma en que IIoT y la industria 4.0 se implementan en entornos industriales y serán esenciales para una digitalización eficiente y rentable. Los proyectos de digitalización “Big Bang” evolucionarán hacia una innovación continua habilitada digitalmente, transformando las empresas uso caso por uso. Estos aceleradores habilitarán redes de especialistas en soluciones que pueden colaborar con los operadores de manera escalable y de refuerzo mutuo para impulsar la creación de valor. Este enfoque incremental carece de la visibilidad inmediata de los grandes proyectos tradicionales, pero con resultados más sustanciales y sostenibles. Eso es lo que cuenta en la digitalización industrial.

Este contenido fue producido por Reply, publicado por MIT Technology Review y traducido por @edegenaro.

Front-End Developer. I am an enterprising person, passionate about new technologies and emerging trends. I have more than 12 years of study and dedication applied to learning new technologies, continuous innovation and the management of technological projects.

Leave a reply:

Your email address will not be published.